Lo que debes saber sobre los alimentos orgánicos, ecológicos o bio

En los últimos 5 años se ha puesto de moda los alimentos “orgánicos o ecológicos” abarcando la mayoría de los alimentos básicos de nuestras dietas, desde fruta, verduras, hortalizas, legumbres, cereales, semillas y productos de origen animal, como carnes, lácteos, quesos y demás derivados.

Siendo una autentica revolución para las empresas alimenticias. Sin embargo ¿Cuáles son las ventajas de consumir alimentos ecológicos u orgánicos? ¿Qué consecuencias trae consigo el consumo de estos alimentos?

La primera ventaja es que sabemos el origen de los alimentos, ya que al ser producidos sin productos químicos como pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales, tienen una producción a pequeña escala, siendo pequeños agricultores zonales los que los cultivan o crían.

La siguiente va relacionada precisamente con el hecho de no utilizar productos químicos y/u hormonales para el crecimiento de plantas o animales. Al querer tener frutas, verduras, hortalizas, legumbres, carne de res, pollo, conejo, etc. rápidamente debido a las cantidades colosales de consumo en los pequeños y grandes supermercados. Se crea una necesidad constante de que plantas y animales crezcan y den frutos casi inmediatamente, alejándose así por completo de lo que el ciclo natural de cada especie marca. Dando como resultado alimentos de menor calidad además de que dichos alimentos ya sea cárnicos, vegetales y derivados tienen graves consecuencias para la salud humana y del ecosistema a largo plazo, ya que se ha demostrado científicamente que los productos químicos y hormonales que se utilizan para la siembra y para la cría, quedan fijados en las plantas pasando directamente a la tierra a los animales y por supuesto a nosotros. Dichas consecuencias, van desde enfermedades como cáncer, alergias, hipersensibilidad a productos químicos, problemas de fertilidad, bajo peso en recién nacidos, también afecta al sistema nervioso.

De los alimentos ecológicos, no solo obtendremos alimentos de mejor sabor si no que además resultan más saludables para nosotros y para el medio ambiente.

Otra de las razones son los beneficios ecológicos que se obtienen a corto y a largo plazo al producir este tipo de alimentos.

fotografia gastronomica 22p

Cuando los agricultores y criadores dejan que la naturaleza con ayuda de fertilizantes biológicos, técnicas como policultivos donde intervienen diversas plantas, así como una ganadería autóctona integrada con la agricultura ,da como resultado suelos más nutridos, con mayor capacidad para producir alimentos, así como plantas silvestres y animales benéficos que ayudan a la regeneración de la tierra.

Y con este tipo de consumo nace otra forma de organización económica, dando como resultado más cooperativas, sociedades y organizaciones vecinales donde todos ganan.

La única desventaja o crítica que puedo poner en este tipo de alimentos es el precio. Debido al trabajo y tiempo de espera para producir alimentos, la falta de apoyo a nivel gubernamental desgraciadamente el costo es más elevado que el de un alimento “normal”, sin embargo poco a poco la sociedad nos vamos haciendo más conscientes sobre el papel que tiene la alimentación en nuestra salud, la de nuestros hijos y la del medio ambiente. Cada vez son más personas las que se preocupan por lo que comen, la procedencia y como es que esta cultivado o criado, haciendo que cada vez haya más productos de origen ecológico y se extienda más este tipo de alimentos.

Otro aspecto en el que he de ser crítica, es que muchas de las grandes marcas están aprovechando esta concienciación de la sociedad, poniendo a la venta productos que supuestamente son ecológicos y no lo son.

Los verdaderos alimentos y productos ecológicos, son aquellos que venden a pequeña escala, que incluso son de la misma zona, en pequeñas tiendas , supermercados o incluso mercados de la zona.

Lo cierto es que este tipo de alimentación “ecológica o bío” realmente ya existía hace muchos años, diversas culturas ancestrales de todo el planeta ya hacían una agricultura, ganadería y recolección con alto rendimiento en concordancia con la tierra y la naturaleza. Y se hacía para un beneficio común. Ahora hemos vuelto a mirar atrás debido a que con nuestro estilo de vida, la forma en que las empresas están explotando y agotando los recursos, cada vez es más la escasez, hambruna y sequia que estamos y nos están generando.

Como nutrióloga puedo dar mi opinión sobre este tema y siempre en materia de salud y bienestar, como ser humano que forma parte de este planeta y amante de la naturaleza me preocupa mucho la forma en que los seres humanos estamos consumiendo poco a poco la tierra y por ende nos estamos dañando.

Este tipo de alternativas traen nuevas formas de convivir con la naturaleza, más saludables para la tierra y para nosotros.

Vosotros que opináis, ¿Creéis que ha llegado el momento de cambiar?, ¿Qué planeta y que tipo de vida queremos dejar a nuestros hijos?

Artículo de :

Cristian Ayala Montiel

Lic. en nutrición y ciencias de los alimentos

One Comment
  1. That’s really shwedr! Good to see the logic set out so well.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.